NOVEDADES SOBRE TARJETAS REVOLVING EN ENERO DE 2021

En Julio de 2020 se publicó la Orden Ministerial que modificaba la normativa sobre las conocidas como tarjetas revolving, un sistema usual de financiación a consumidores que había dado muchos problemas de litigiosidad. Esa normativa entra en vigor en enero de 2021.

Orden ETD/699/2020, de 24 de julio, de regulación del crédito revolvente y por la que se modifica la Orden ECO/697/2004, de 11 de marzo, sobre la Central de Información de Riesgos, la Orden EHA/1718/2010, de 11 de junio, de regulación y control de la publicidad de los servicios y productos bancarios y la Orden EHA/2899/2011, de 28 de octubre, de transparencia y protección del cliente de servicios bancarios.

Los créditos de duración indefinida revolving presentan ciertas especialidades que los hacen susceptibles de un tratamiento regulatorio distinto y obligan  a proteger al consumidor.

El principal elemento que los caracteriza es que el prestatario puede disponer hasta el límite de crédito concedido sin tener que abonar la totalidad de lo dispuesto a fin de mes o en un plazo determinado, sino que el prestatario se limita a reembolsar el crédito dispuesto de forma aplazada mediante el pago de cuotas periódicas cuyo importe puede elegir y modificar durante la vigencia del contrato dentro de unos mínimos establecidos por la entidad.

En estos casos, aunque habitualmente el titular del instrumento de pago tiene la posibilidad de modificar su funcionamiento, pasando a operar alternativamente con la modalidad de pago diferido a fin de mes, las características de estos créditos pueden dar lugar a que la amortización del principal se realice con frecuencia en un período de tiempo muy prolongado, lo que supone el pago total de una cifra elevada de intereses a medio y a largo plazo o incluso el riesgo de que la deuda se prolongue de manera indefinida

Las novedades son las siguientes:

  1. Las entidades financieras no podrán conceder tarjetas revolving sin antes asegurarse de que los solicitantes pueden cubrir sin problema el importe anual de las cuotas.

La orden establece que deben permitir al consumidor amortizar un mínimo anual del 25% del crédito para que no se perpetúe en el tiempo.

  1. El cliente deberá ser informado antes y durante el contrato de todas sus características. Así se pretende conseguir una información más clara y mayor transparencia, lo que implica mayor protección para el consumidor. Se informara al cliente de
  2. a) una mención clara a la modalidad de pago establecida, señalando expresamente el término «revolving».
  3. b) si el contrato prevé la capitalización de cantidades vencidas, exigibles y no satisfechas.
  4. c) si el cliente o la entidad tienen la facultad de modificar la modalidad de pago establecida, así como las condiciones para su ejercicio.
  5. d) un ejemplo representativo de crédito con dos o más alternativas de financiación determinadas en función de la cuota mínima que pueda establecerse para el reembolso del crédito con arreglo al contrato.

La información señalada en este apartado será proporcionará al cliente con la debida antelación a la suscripción del contrato.

  1. Por último, las entidades que ofrecen estos préstamos tendrán que informar al Banco de España sobre aquellos clientes que posean créditos a partir de los 1.000 euros, en lugar de los 9.000 que se establecían anteriormente.

Uno de los problemas es su alto tipo de interés, que ronda el 20% TAE, lo cual muchas veces es desconocido por el cliente, que simplemente se fija en la cuota y su presunta facilidad de pago. Asi puede ocurrir que un préstamo de 1.000,00 euros genere mas de 200 euros de intereses al año y que siendo la cuota de 35,00 euros al mes se termine amortizando en mas de seis años.

Si tiene cualquier duda sobre su funcionamiento o posible reclamación, puede ponerse en contacto con nuestro departamento jurídico. Asesoramiento Jurídico

Escribe tu palabra de búsqueda y pulsa Intro para buscar