Interesante sentencia del Tribunal Supremo que delimita las competencias de la AEAT en materia de Gestión tributaria

El Tribunal Supremo acaba de dictar sentencia sobre recurso de casación,  Sentencia 312/2021 , pronunciándose sobre  si, la Administración tributaria puede ampliar el alcance de sus actuaciones con la notificación de una segunda propuesta de liquidación y apertura de un nuevo trámite de alegaciones, antes de que hubiera concluido el procedimiento de comprobación limitada abierto para otro objeto.

El origen es una sentencia del TSJ de Murcia que entendía que si era posible  la apertura de una nueva propuesta, Los hechos son los siguientes:

“El 26 de febrero de 2014, se notificó propuesta de liquidación provisional con apertura del trámite de puesta de manifiesto del expediente al objeto de que pudiera efectuar las alegaciones y aportar los documentos que tuviera por conveniente, lo que se produjo el 6 de marzo siguiente, alegando la falta de competencia objetiva
del órgano gestor para llevar a cabo la comprobación.
El 21 de marzo de 2014, la oficina gestora amplió el alcance del procedimiento de comprobación limitada iniciado, dictando una nueva propuesta de liquidación y acordando la apertura de un nuevo trámite de alegaciones. Las actuaciones pasaron, así, a comprender también la verificación de “si se cumplen los requisitos establecidos en la normativa vigente en las deducciones practicadas por cuotas soportadas en operaciones interiores corrientes y de bienes de inversión así como comprobar si se cumplen los requisitos formales en relación con esas mismas deducciones”.

 

Para la parte recurrente esa forma de actuar por parte de la Administración tributaria, ampliando el alcance del procedimiento de comprobación, infringe el art. 137 LGT en relación con el art. 164 RGIT.

 

El Tribunal Supremo, amparándose en la interpretación del art. 140LGt afirma:

“En suma, si la Administración pudo haber contado con toda la documentación necesaria para decidir sobre la deducción pretendida desde el primer procedimiento de comprobación limitada, no podía volver a regularizar en un segundo procedimiento de comprobación limitada, ya que no cabe “ex novo” apreciar “nuevos hechos o circunstancias” en unas actuaciones posteriores, pues dicho concepto no ha sufrido alteración alguna en la situación declarada por el sujeto pasivo y, en consecuencia, no puede hablarse de “novedad” que haya resultado de su apreciación en actuación de comprobación posterior.”

 

Y fija como doctrina:

“Para garantizar los derechos del contribuyente que le reconocen los artículos 34.1.ñ) y 137 LGT, la Administración tributaria no puede ampliar el alcance de sus actuaciones con la notificación de una segunda propuesta de liquidación y apertura de un nuevo trámite de alegaciones, antes de que hubiera concluido el procedimiento de comprobación limitada abierto para otro objeto.

Escribe tu palabra de búsqueda y pulsa Intro para buscar