¿CUÁNDO TENEMOS QUE APLICAR RETENCIÓN A UN ALQUILER?

En este artículo vamos a aclarar las posibles dudas que puedan existir a la hora de tener que practicar retención o no, según el tipo de alquiler que cobremos.

Cuando alquilamos una vivienda para un uso destinado como tal, uso residencial, este tipo de alquiler no llevará IRPF ni IVA, y tampoco tendremos que darnos de alta en Hacienda ni hacer factura, simplemente declararemos esos ingresos en nuestra declaración de la renta de forma anual.

Cuando lo que alquilamos es un local, nave o vivienda para un uso distinto diferente de vivienda habitual, es decir, que se utilice para la explotación de un negocio, este tipo de alquiler sí que llevara retención, seamos persona física o jurídica.

¿Y en qué situaciones no tendremos obligación de retener por un alquiler?

Ya seas empresa, autónomo o un particular, existen estos casos en los que no tendrás obligación de retener en tu factura:

  1. Cuando lo que alquiles sea una vivienda para su uso destinado como tal a un particular, como ya hemos visto.
  2. Si, en cómputo anual y con el mismo inquilino, el importe recibido como contraprestación por el alquiler no supera los 900€.
  3. Si el arrendador es la Administración Pública.
  4. Cuando la actividad del arrendador sea el alquiler de inmuebles para vivienda o el alquiler de cualquier otro inmueble y, además, aplicando al valor catastral de los inmuebles destinados al arrendamiento o subarrendamiento las reglas para determinar la cuota establecida en los epígrafes del citado grupo 861, no hubiese resultado cuota cero.
  5. Cuando el inmueble esté considerado como rústico (parcelas sin unidad de negocio, es decir, solares sin edificaciones).
  6. Cuando se trate de arrendamiento de vivienda por empresas a sus empleados.

Veamos ejemplos para aclarar posibles dudas:

*Soy un particular que alquilo un piso que tengo vacío a una empresa para que ejerza allí su actividad, ¿debo hacer factura y aplicar IVA e IRPF en la misma?

Tendrás que darte de alta en Hacienda como arrendador y hacer facturas con IVA e IRPF, puesto que el destinatario va a utilizar tu inmueble para fines empresariales. Trimestralmente tendrás que ingresar el IVA a la Agencia Tributaria.

*Tengo una granja porcina y una empresa quiere alquilármela para explotarla ella.

En este caso también tendrías que hacer factura con IRPF e IVA puesto que es explotación de unidad de negocio y darte de alta en Hacienda como arrendador.

*Tengo una plaza de garaje que voy a alquilar a un vecino de la comunidad, o a un tercero.

Si la plaza de garaje se alquila junto a la vivienda habitual, no llevará IVA ni IRPF, como pasa con el alquiler de la propia vivienda.

En cambio, si se alquila independientemente, observamos dos casos: si es a un particular, no tendrás que retenerle pero sí cobrarle IVA, y liquidarlo ante Hacienda. Si el alquiler es a una empresa o profesional, llevará IVA e IRPF.

*Tengo un local en el que dispongo de varios despachos que alquilo individualmente a profesionales.

En este caso tendrá que hacer factura con IVA, pero, si, a un mismo profesional, la renta, en cómputo anual, no supera los 900€, no tendrá por qué aplicar retención a esa factura.

Escribe tu palabra de búsqueda y pulsa Intro para buscar